Home PageFaq

FAQ

LECTURA

LECTURA-NEUMATICO

El neumático es el único punto de contacto entre vehículo y superficie. Sus funciones principales son:
•Proporcionar estabilidad a la dirección del vehículo.
•El neumático soporta el vehículo cuando está parado, pero también en movimiento, y tiene que resistir a  las transferencias de cargas en la aceleración y el frenado. Un neumático de coche soporta más de 50 veces su peso.
•Amortiguación de los golpes.

 ¿ Cuando cambiar los neumáticos de su vehículo  ?
La revisión de los neumáticos se recomienda a los 10.000 Km., y su sustitución:
-Cuando la profundidad del dibujo se acerque al legalmente permitido (1,6 mm).
-Ante la aparición de golpes, desgastes irregulares, deformaciones.
-Cuando hay un pinchazo en el flanco lateral del neumático.
-Cuando su antigüedad sea superior a 4 años.
-Por la pérdida de adherencia en superficies mojadas (efecto aquaplaning).

NITROGENO

Mas sobre el inflado de neumáticos, aqui.

A menudo se ofrece nitrógeno como alternativa para el inflado de neumáticos.

El nitrógeno es un gas inerte (no inflamable), básicamente aire al que se le elimina el oxígeno.

El aire contiene un 78% de nitrógeno. Debido a su propiedad como gas inerte, se usa para momentos muy específicos, como la minería o la aviación. también se usa en competición.

Para un uso del neumático normal no es necesario el nitrógeno.De todas formas, el nitrógeno no daña los neumáticos, y puede contribuir (mínimamente) a pérdidas de presión por permeabilidad.

Aún así, el nitrógeno no nos protegería de pérdidas de presión por pinchazo, pérdidas por llanta, válvulas etc.Ya sea con un inflado de aire o nitrógeno, el mantenimiento debe ser el mismo. El uso de nitrógeno no es excusa para no hacer la revisión periódica de presión a tus neumáticos.

REGLAMENTACIÓN

Real Decreto 2822 / 1998, del 23 de diciembre de 1998, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos, artículos 12.5.1 y 12.5.2, en particular el Anexo VII:

1. Dimensiones y características

Los vehículos debes estar equipados con neumáticos de las dimensiones y características previstas por el fabricante en la homologación del vehículo, o sus equivalentes.

2. Profundidad mínima del dibujo

Los neumáticos de los vehículos comprendidos en las categorías M1, N1, O1 y O2 deben presentar, durante toda su utilización en las vías públicas, una profundidad en las ranuras principales de la banda de rodamiento que, como mínimo, debe ser de 1,6 mm.
Quedan excluidos del ámbito de aplicación del apartado anterior los vehículos históricos equipados originalmente con neumáticos o cubiertas de otros tipos que cuando eran nuevos tenían ranuras de una profundidad inferior a 1,6 mm., siempre que dichos vehículos estén equipados con los citados neumáticos, que se utilicen en condiciones excepcionales y que no se utilicen nunca o casi nunca en la vía pública.

3. Indicadores de desgaste

Los neumáticos homologados de acuerdo al Reglamento ECE n° 30 o la Directiva 92/23/CEE que equipan vehículos de turismo y sus remolques deberán tener indicadores de desgaste. Dichos indicadores de desgaste sirven para señalar que las ranuras principales de la banda de rodamiento han alcanzado la profundidad mínima de dibujo indicada en el apartado 2.

4. Neumáticos especiales

Si los neumáticos presentasen clavos, como los usados en pavimento con hielo, estos serán de cantos redondeados y no sobresaldrán de la superficie más de dos milímetros.
Si se utilizan neumáticos especiales de nieve, estos irán marcados con la inscripción M+S, MS o M&S, y deberán tener una capacidad de velocidad, bien igual o superior a la velocidad máxima prevista para el vehículo, bien no inferior a 160 km/h si la velocidad máxima del vehículo es superior a esta.

CUANDO

  • Los neumáticos deben ser cambiados por varias razones, incluyendo la banda de rodadura gastada o daños  (pinchazos, cortesimpactosabultamientospresión baja, sobrecarga, etc).
  • Por esta razón debemos inspeccionar regularmente nuestros neumáticos (por ejemplo una vez al mes). Si sospecháramos de algún daño, acude a nuestro taller para que tus neumáticos sean inspeccionados por un profesional cualificado.
  • No te olvides de revisar también tu neumático de repuesto.
  • Esta revisión debes llevarla a cabo incluso cuando tus neumáticos estén equipados con el (TPMS).
  • También debes estar alerta si notas vibraciones o ruidos. Pueden ser indicativos de algún problema y deben ser solucionados lo antes posible para evitar situaciones de riesgo.

-Si, tras un pinchazo, el especialista detecta un deterioro.

-Si este no está conforme a las recomendaciones de equipo del vehículo: dimensión incorrecta, código de velocidad inferior al previsto por el constructor, índice de carga inferior al previsto por el constructor, categoría incorrecta (turismo/furgoneta).
-Si se encuentra en el límite legal de desgaste.
-Si presenta un desgaste localizado anormal.
-Si presenta signos de envejecimiento.
-Si presenta cortes o deformaciones que pueden resultar nocivas para la seguridad.

PRESIÓN

Si deseas descargarte las tablas de Presión de los diferentes vehículos, aquí.

La presión, factor de seguridad y de longevidad debe controlarse en frío.

En caso de un control en caliente, añadir 0.3 bares a la presión aconsejada.

El control de las presiones de los neumáticos debe efectuarse cada mes.

La seguridad y duración del neumático dependen esencialmente de una presión de inflado adaptada a las condiciones de utilización.
Demasiado elevada o insuficiente, impedirá un contacto óptimo con el suelo de la banda de rodadura. Esto provoca no sólo un desgaste rápido y/o irregular del neumático, sino también un deterioro del comportamiento vial de la adherencia y resistencia a la rodadura (aumento del consumo de carburante).
La presión justa es la establecida conjuntamente por el fabricante del neumático y el constructor del vehículo.
Estas indicaciones se encuentran en el manual de utilización del vehículo o en una pegatina colocada en el vehículo (en la puerta/ trampilla de carburante/ guantera, etc.)

Presión de los neumáticos del coche (provisto de neumáticos radiales):
Aumentar la presión de los neumáticos traseros del vehículo en más de 0.4 bares (en frío) con relación a la presión de “utilización corriente”.
Si presión “trasera otras utilizaciones” es superior a 0.4 bares, utilizar esta presión.

Presión de los neumáticos de la caravana o remolque:
Si no hay consejo de presión dado por el constructor de la caravana o remolque, inflar a 3 bares en frío.

PINCHAZO

Algunos consejos prácticos de seguridad:
– Tener siempre disponible un par de guantes.
– Una bolsa de basura en el maletero puede ser útil para guardar una rueda pinchada, sobre todo si está sucia.
– Cuando el arcén no es estable, el gato puede hundirse. Un trozo de madera plano puede ser práctico.
-Engrasar muy ligeramente la rosca de las tuercas de rueda para facilitar el desmontaje.
-Tras reparación y remontaje, mandar efectuar el equilibrio de la rueda utilizada.
-Si se acaba de instalar la rueda de repuesto, no rodar demasiado rápido. Ésta puede no estar inflada a la presión adecuada: el comportamiento de las ruedas del vehículo puede alterarse.
Atención: Un mal apriete puede torcer los discos de freno y estropear las tuercas de fijación.